Congreso aprueba que parejas elijan el orden de los apellidos de sus hijos
Congreso aprueba que parejas elijan el orden de los apellidos de sus hijos

*Reforman el Código Civil para el Estado de Colima

El Congreso del Estado aprobó que en las actas de nacimiento que expidan
los municipios del Estado de  Colima, los apellidos de los hijos serán
determinados por la madre y  el padre en el orden que de común acuerdo
determinen.

La reforma al artículo 58 del Código Civil para el Estado de Colima,
aprobada en votación unánime, señala que el orden de los apellidos que
sea asignado para el primer hijo o hija, deberá prevalecer para los
posteriores que tuvieren los mismos padres.

El dictamen a favor de modificar la norma civil colimense, que tuvo como
iniciador al diputado independiente Nicolás Contreras Cortés, señala que
hasta antes de la reforma, la redacción del artículo 58 de ese
ordenamiento rompía con la igualdad de género, al establecer una
discriminación sin justificación alguna.

Elaborado por la Comisión de Estudios Legislativos y Puntos
Constitucionales y leído en tribuna por el diputado Federico Rangel
Lozano, el dictamen refiere que la Primera Sala de la Suprema Corte
resolvió el amparo en revisión 208/2016, declarando inconstitucional una
porción del artículo 58 del Código Civil para el Distrito Federal.

Esa norma establecía que los recién nacidos deberían ser registrados con
el apellido paterno primero y el materno después, lo que la SCJN
calificó como un prejuicio que discrimina y disminuye el rol de la mujer
en el ámbito familiar.

Esa controversia tuvo su origen en la negativa que dio un Juez del
Registro Civil a una pareja que intentó registrar, de común acuerdo, a
sus hijas recién nacidas con el apellido materno primero y el paterno
después.

Ante ello, la Comisión dictaminadora estimó que hasta antes de la
reforma, la redacción el artículo 58 del Código Civil para el Estado de
Colima era contraria al derecho humano a la igualdad entre varones y
mujeres.

Asimismo, y también para evitar que se siga rompiendo con la igualdad de
género al establecer una discriminación sin justificación alguna, se
reformó el artículo 287 del Código Civil para el Estado de Colima.

Actualmente ese numeral, que establece los requisitos para ejercer el
derecho a los alimentos de los cónyuges, señala que en el caso de
divorcio voluntario por vía judicial, la mujer tendrá derecho a recibir
alimentos por un lapso máximo de diez años, siempre y cuando no tenga
ingresos suficientes o no contraiga nuevas nupcias o se una en
concubinato, mismo derecho que tendrá el varón, pero siempre que además
se encuentre imposibilitado para trabajar.

Ante ello, el diputado Nicolás Contreras y la Comisión de Estudios
Legislativos y Puntos Constitucionales, coincidieron que aunque se
confiere el mismo derecho a la mujer y al hombre para recibir alimentos
en caso de divorcio voluntario por vía judicial, éste no se da en los
mismos términos.

La redacción del artículo 287 del Código Civil para el Estado de Colima,
impone requisitos distintos para que mujeres y hombres reciban
alimentos, pues además de que éste último no debe tener ingresos
suficientes o no contraer nuevas nupcias, debe estar imposibilitado a
trabajar, requisito que no se establece para la mujer.

Para que ese artículo deje de ser violatorio del derecho a la igualdad y
no discriminación, se aprobó quitar el requisito de estar imposibilitado
a trabajar para cualquiera de los cónyuges, esto para tener derecho a
recibir alimentos por un lapso máximo de diez años.

8 febrero, 2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO