Auditoría excepcional y Libro Blanco tienen muchas coincidencias: Auditor
Auditoría excepcional y Libro Blanco tienen muchas coincidencias: Auditor
El titular del Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización 
Gubernamental (Osafig), Armando Zamora González, señaló que la revisión 
financiera encargada por la actual administración estatal al despacho 
PricewaterhouseCoopers, tiene muchas coincidencias con lo detectado por 
la auditoría excepcional a los años 2013, 2014 y hasta agosto de 2015 
del Poder Ejecutivo.

Reunido con diputados locales, a quienes ofreció detalles sobre el 
resultado de la auditoría excepcional, Zamora González dijo que el Libro 
Blanco que surgió de la revisión financiera de PwC presentó indicios que 
el Osafig tomó en cuenta.

“El trabajo de esa revisión financiera (la de PwC) es meramente 
informativo, pues nunca fue con procedimientos derivados de una 
auditoría fiscal. Ellos hicieron hallazgos y fueron indicios que 
nosotros tomamos, en cuenta”, señaló el Auditor Superior.

Cuestionado al respecto por la diputada Martha Sosa Govea, Zamora 
González reconoció que hay muchas coincidencias que fueron analizadas y 
tomadas en cuenta de las que vienen identificadas en el Libro Blanco, 
“arriba del 50 por ciento”, señaló.

El funcionario explicó que la auditoría excepcional tenía dos objetivos: 
investigar presuntos desvíos de fondos del Presupuesto de Egresos y la 
presunta simulación de reintegros a fondos federales.

En ese sentido, informó que en 2013 se erogaron 2 mil 169 millones de 
pesos en servicios personales , 920.2 millones de pesos más de lo 
autorizado, acreditándose que fue falseada y ocultada la información 
contable.

Dijo que para 2014, se erogó en nómina 2 mil 307 millones de pesos, 
974.4 millones de pesos más de los autorizados en el Presupuesto de 
Egresos.

Zamora González indicó que en los años 2013 y 2014, el déficit real en 
servicios personales se fue por mil 867 millones 696 mil 154 pesos, 
falseando información contable respecto al origen, registro y veracidad 
de los movimientos contables.

Respecto al fondo revolvente de los años 2013 y 2014 del Despacho del 
Gobernador y de Casa de Gobierno, se erogaron 6 millones 568 millones de 
pesos de gastos prohibidos en el Reglamento para el Manejo del Fondo 
Revolvente y en las Reglas de Racionalización, Austeridad y Disciplina 
del Gasto Público Estatal, habiéndose hecho un uso discrecional y a 
fines de conceptos personales.

Mencionó también que se detectaron 59 trabajadores con percepciones en 
dos nóminas, una de magisterio estatal o federal y otra en la de la 
burocracia, lo que correspondió a un pago de 48.9 millones de pesos; 
cinco personas cobraron en tres nóminas, que equivalen a 7.9 millones de 
pesos, y 111 personas cobraron en el periodo 2013-2015 en las nóminas 
magisterial estatal y federal, erogándose 88.46 millones de pesos.

Al respecto, Armando Zamora admitió que en esa información puede haber 
inconsistencias, “de hecho se debe generar un ejercicio para aclarar 
cuáles fueron los horarios reales, todo esto está expresado como 
nosotros lo tuvimos a la vista y nos fue entregada la información por la 
propia Coordinación de los Servicios Educativos”.

En se sentido, aclaró que los expedientes no están debidamente 
actualizados, dado que reflejan inconsistencias y dado que no se 
acreditaron plenamente los horarios.

Consideró correcto que los maestros puedan tener su oficio de comisión, 
pero en la Secretaría de Educación no lo tuvieron cuando el Osafig lo 
solicitó

“De ninguna manera nosotros estamos expresando que haya habido 
aviadores, estamos encontrando discrepancias en cuanto a la 
incompatibilidad de horarios, la conclusión es que hay que aclarar esto 
y una vez que se determine que algunos no se puedan acreditar, habrá que 
hacer lo conducente en lo económico y en materia de responsabilidades”.

Mencionó también que con Motivo del huracán Manuel, Pemex donó al 
gobierno de Colima, a solicitud del exgobernador Mario Anguiano, 200 
mil litros de dísel, 200 mil litros de gasolina magna y 3 mil toneladas 
de asfalto AC-20, cuyo monto ascendió a 38 millones 510 mil 107 pesos, 
que se utilizarían para realizar trabajos de limpieza, remoción de 
escombro, rehabilitación y construcción de calles.

“Nunca se pudo acreditar que el combustible haya sido utilizado en 
vehículos de gobierno, pero sí pudimos comprobar que a las gasolineras 
Servicios Pereyra y Servicio Comercial del Centro fue llevado el 
combustible”, reveló Armando Zamora.

En ese sentido, el diputado Nicolás Contreras sugirió que en las 
irregularidades detectadas que tengan que ver con el ámbito federal, 
deben presentarse las denuncias ante la Procuraduría General de la 
República.

Ante ello, el Auditor Superior del Estado indicó que es su obligación 
presentar las denuncias de hechos; sin embargo, se está preparado la 
información que soporte a esas denuncias y se está valorando a qué 
instancias presentarlas, pues hay recursos del orden federal y local.

Zamora González señaló también adquisiciones que no fueron debidamente 
acreditadas, entre otras 14 millones 887 mil 109 pesos de equipo de 
cómputo y video para diversos proyectos para el Programa Nacional de 
Prevención del Delito; mismo caso en capacitación y cursos por 14 
millones 645 mil 659 pesos, y por compras de servicios de tecnología de 
información, cuyos gastos por 64 millones 819 mil 439 pesos tampoco 
pudieron acreditarse
27 octubre, 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO