Admite Auditor que generan desconfianza informes discrepantes de cuentas públicas
Admite Auditor que generan desconfianza informes discrepantes de cuentas públicas

*Sostiene titular del órgano fiscalizador reunión con diputados locales

El titular del Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización 
Gubernamental, Armando Zamora González, admitió que las discrepancias 
entre los informes de resultados de la cuenta pública del año 2015 
entregados al Congreso del Estado y los publicados en la página web del 
Osafig, han generado desconfianza.

Reunido en la sala de juntas con diputados locales, el Auditor Superior 
reconoció también que los errores no tienen justificación alguna, aunque 
señaló que lo realizado en el Órgano desde su ingreso, ha implicado un 
esquema de trabajo diferente al que se había realizado, al practicar 
tres auditorías excepcionales.

Cuestionado en torno a si el personal que labora en la institución es de 
su total confianza, Zamora González dijo que no puede hablar de 
desconfianza hacia los funcionarios del Osafig, “esto que sucedió tendrá 
que tener su explicación”.

Agregó. “Esta situación genera una dinámica totalmente negativa. Creo 
que es importante que se aclare y se llegue a una conclusión sobre qué 
fue lo que sucedió”.

En ese sentido, indicó que ya se han hecho ajustes y deberán hacerse 
más, pues la materia fiscal implica áreas de especialización, como la 
auditoría forense y las nuevas áreas que genera la nueva Ley 
Anticorrupción.

Respecto a la filiación partidista de la gente que labora en el órgano 
fiscalizador, dijo que hay de dos o tres partidos políticos, “tengo 
identificadas a todas las personas y si les doy una lista del personal 
y consultan los padrones de cada partido, nos daremos cuenta”.

Con relación a sus dichos sobre que al interior del Osafig habría mano 
negra, Armando Zamora negó haber hecho una declaración en ese sentido, 
“me lo puso en la boca uno de los amigos reporteros y de ahí me dijeron 
que yo lo dije”.

Sin embargo, mencionó que “hay ahí una situación rara que voy a 
aclararla, la tengo que aclarar. Debe haber sanciones, acciones y 
aclaraciones. Este tema lo voy a aclarar en su momento y lo haré del 
conocimiento de ustedes”.

Sobre las discrepancias entre los informes de las cuentas púbicas 
entregados al Congreso el 29 de septiembre y los publicados en internet 
el dos de octubre, el Auditor Superior leyó un oficio dirigido al 
presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Fiscalización de 
los Recursos Públicos, Santiago Chávez Chávez.

En el oficio, Armando Zamora señala que los informes de resultados de 
las cuentas públicas válidos, son los entregados a esa Comisión de 
Hacienda, no los publicados en internet, a los cuales deberá 
otorgárseles el valor jurídico, pues los que se encuentran en la página 
web corresponden a una versión no actualizada.

En ese documento, el Auditor Superior aseguró que su actuación no tiene 
dolo, mala fe o negligencia y que ha girado las instrucciones para 
actualizar los informes en el sitio web y para realizar una 
investigación a cerca de las causas por las cuales se presentaron las 
inconsistencias en los informes.

La diputada Martha Sosa Govea dijo que esa respuesta por escrito da 
tranquilidad porque se están enfrentando los hechos que pudieron haber 
suscitado las discrepancias; sin embargo, el diputado Guadalupe 
Benavides Florián señaló que en la reunión de la Comisión de Hacienda 
del pasado lunes, el Auditor Superior dijo que los informes válidos eran 
los publicados en internet.

Por su parte, Armando Zamora señaló que “ninguna explicación que yo les 
vaya a dar va a justificar un error y no quiero presentar excusas de 
algo que está a la vista”.

En ese sentido, pidió comprensión a lo hecho en el Osafig desde su 
ingreso, lo que ha implicado un esquema de trabajo diferente al que se 
ha venido realizado, pues en este 2016 se han practicado tres auditorías 
excepcionales.

Admitió también que el motivo por el que acudió este jueves al Congreso 
del Estado, la discrepancia en los informes de cuentas públicas, ha 
generado desconfianza, y esos “es lo que menos quiero, es lo que menos 
me interesa”.

Por su parte, Nicolás Contreras Cortés recordó que en esa reunión de 
trabajo del pasado lunes, Armando Zamora reconoció la existencia de 
discrepancias de fondo y no de forma en 10 de las 12 auditorías que 
presentan errores, “lo cual es delicado”.

Indicó que el responsable de los errores es el Auditor Superior, de 
acuerdo a lo establecido en el artículo 116 de la Constitución de 
Colima, y recordó que para el año 2016 el Congreso del Estado le 
incrementó el presupuesto en casi 9 millones de pesos, esto para poder 
liquidar a gente no apta y para contratar gente de confianza y lealtad 
al titular del Osafig.

Contreras Cortés dijo preocuparle el golpe en la credibilidad al órgano 
fiscalizador, los tiempos de entrega de la auditoría excepcional a los 
años 2013 y 2014 de la administración del exgobernador Mario Anguiano y 
los días que quedarán para que dictaminen las comisiones, primero la 
de Hacienda y enseguida la de Responsabilidades, antes de que 
prescriban las probables sanciones.


Con relación a la responsabilidad por los informes de cuentas públicas 
discrepantes, Sosa Govea señaló el artículo 177 de la Constitución de 
Colima: “La falta de cumplimiento de estos preceptos será causa de 
responsabilidad del titular del Órgano Superior de Auditoría y 
Fiscalización Gubernamental del Estado y de los funcionarios del mismo”.

En ese sentido, la diputada Sosa señaló que no todo es el Auditor y no 
nada más es el Auditor, está en la Constitución, por lo que los 
auditores y el personal técnico de mandos medios tiene responsabilidad.

20 octubre, 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CONTACTO